¿Cuales son las consecuencias de no pagar una cotización previsional?

Uno de los indicadores claros para medir el momento de la economía es medir la cantidad de declaraciones y no pagos en el sistema previsional, y es lógico, debido a que el empleador utiliza estos recursos “disponibles” como una especie de crédito para poder cumplir con sus deudas y darle continuidad a la empresa, lo anterior a costa de sus trabajadores.

La pregunta que nace es si este mecanismo de utilizar el dinero retenido de cotizaciones previsionales de los trabajadores como una especie de crédito es un buen negocio para los empleadores o no, y la respuesta es categórica: no existe peor negocio o crédito mas caro que éste, lo anterior debido a que los reajustes e intereses de las cotizaciones adeudadas son los mas altos del sistema financiero siendo establecidos mensualmente por la superintendencia de pensiones ( https://www.spensiones.cl/apps/normativaSP/getNormativa.php?id=spens).

Teniendo presente lo anterior, entramos en detalle a las sanciones en que se pueden ver envueltos los empleadores que no pagan oportunamente las cotizaciones previsionales de sus trabajadores:

  • Cuando un empleador no paga las cotizaciones previsionales, está obligado a declararlas dentro de los diez primeros días hábiles del mes siguiente a aquel en que se devengaron las respectivas remuneraciones (Si no efectúa lo anterior o si ésta es incompleta o errónea, será sancionado con una multa a beneficio fiscal de 0,75 U.F. por cada trabajador o subsidiado cuyas cotizaciones no se declaren o cuyas declaraciones sean incompletas o erróneas (a no ser no existan antecedentes que permitan presumir que su conducta no fue maliciosa). El empleador tendrá hasta el último día hábil del mes subsiguiente, para acreditar la extinción de su obligación de enterar las cotizaciones debido al término o suspensión de la relación laboral. Transcurrido el plazo anterior, sin que el empleador haya acreditado la extinción, se presumirá para efectos de que las AFP inicien las gestiones de cobranza, que las respectivas cotizaciones están declaradas y no pagadas. (DNPA).
  • Los empleadores que no paguen las cotizaciones, no podrán percibir recursos provenientes de instituciones públicas o privadas, financiados con cargo a recursos fiscales de fomento productivo.
  • Las entidades previsionales tienen un plazo máximo de 180 para interponer la demanda en tribunales para cobrar las cotizaciones adeudadas, reteniendo impuestos (artículo 25 bis de la ley 17.322), publicando a los deudores en el Boletín Laboral y Previsional, embargando bienes para rematarlos en subasta pública (de toda clase salvo los inembargables), solicitar el arresto de empleadores o representantes legales (arraigo nacional, privación de libertad hasta por quince días renovables).
  • El no pagar una cotización previsional constituye un delito penado por la ley (Apropiación indebida de cotizaciones previsionales del trabajador), pudiendo las entidades querellarse contra empleadores o representante legales).
  • El pago de lo adeudado debe ser integral, es decir con sus intereses, reajustes y costas judiciales, monto que en virtud de lo señalado en la primera parte de este artículo puede crecer exponencialmente de no ser regularizado a tiempo.

Para hacer frente a estas deudas previsionales existen diversos mecanismos para poder regularizar y afrontar esta deuda sin verse expuesto a arrestos, embargos o pago de altos montos por concepto de costas judiciales, por lo cual recurrir a una buena asesoría legal en esta materia se hace indispensable tanto para trabajadores (de manera de regularizar su laguna previsional) como empleadores (sobretodo cuando la deuda acumulada se hace insostenible o impagable).

Autor : Esteban Arévalo Gómez - Abogado en Fiabilis Consulting Group Chile